Noticias

21/04/2021

Estudiantes ponen a prueba su creatividad y capacidad de innovación

Las circunstancias actuales nos han puesto a prueba de diferentes formas. Nuestros estudiantes también se han visto desafiados, logrando transformar los obstáculos en grandes oportunidades y poniendo a prueba sus habilidades de investigación, reflexión, indagación y solidaridad.

En el día mundial de la creatividad e innovación queremos reconocer su gran desempeño. “FoodHelp” creado por Antonella Santana, Catalina Zanolli y Emilia Justet; y “Out of the Box” creado por Sofía García, Sebastián Nápoli y Franco Pérez, son dos ejemplos de proyectos donde nuestros estudiantes pusieron en práctica sus habilidades para desarrollar proyectos con impacto comunitario.

FOODHELP

Bajo la tutoría de la Prof. Mariana Galán, este proyecto tuvo como finalidad ayudar a la comunidad en el marco de la pandemia.

“Nuestra propuesta fue cocinar usando nuestros conocimientos básicos de cocina y el de nuestra tutora, que estaba haciendo un curso en repostería. En línea con los protocolos, armamos canastas que vendimos a través de rifas con la finalidad de, con lo recaudado, comprar alimentos para donar a la organización ‘Promise’ que trabaja en el barrio Santa Eugenia. También armamos una cuenta en Instagram para poder compartir con toda la comunidad las recetas que fuimos probando.” – Antonella Santana

A medida que las estudiantes fueron trazando el proyecto, tuvieron que responder a varias interrogantes que se fueron planteando.

“En el camino nos surgieron dudas como por ejemplo cómo íbamos a financiar el proyecto y recaudar los fondos, dónde íbamos a cocinar y qué íbamos a cocinar. Resolvimos hacer las rifas para conseguir la recaudación. Luego empezamos a probar diferentes recetas desde nuestras casas, con la tutoría virtual de Mariana. La primera canasta tenía muffins, galletas y brownies. Para la segunda, coordinamos cocinar en el ELBIO, así nuestra tutora podía acompañarnos presencialmente y allí hicimos mini rogel y palitos de semillas.” – Emilia Justet

El camino recorrido para el desarrollo del proyecto comunitario les otorgo aprendizajes y reflexiones.

“Adoptamos nuevos conocimientos como por ejemplo nociones básicas en repostería y reforzamos nuestros propios conocimientos de cocina gracias al ejercicio de práctica y el error. También, sobre la importancia de la higiene y manipulación de alimentos, en especial durante este tiempo de pandemia. Adquirimos conocimientos sobre química de los alimentos, necesarios para la elaboración de un buen producto. El proyecto nos permitió desarrollar y reforzar habilidades tales como colaboración, organización, comunicación y pensamiento crítico y creativo.” – Catalina Zanolli

OUT OF THE BOX

Bajo la tutoría de la Prof. Noelia Salgueiro, este proyecto propuso la elaboración de un juego de caja muy particular.

“Consideramos que existe una necesidad en el ámbito lúdico en cuanto se refiere al trabajo social. Además, creemos que hay una ausencia de creatividad dentro de los juegos de mesa, siendo estos repetitivos. Teniendo ambas cosas en cuenta, nuestro objetivo principal fue poder demostrar que tres jóvenes adolescentes como nosotros, sin experiencia alguna, podíamos crear un juego para entretener a la comunidad y hacer nuestro aporte. Gracias al área que elegimos logramos hacer funcionar nuestra creatividad para sacar adelante el proyecto, el cual fue donado al Liceo nº1 de Toledo” – Franco Pérez

El equipo intercambió varias ideas para la realización de un juego de caja vanguardista. El diseño del juego fue fundamental a la hora de desarrollar el proyecto.

“Todos los diseños tuvieron un porqué. Buscamos un diseño que todos pudieran entender, reconocer y que fuera simple. Las cartas se basan en un formato base que muchos otros juegos de caja conocidos también tienen. Cada carta tiene una paleta de colores diferentes según su categoría para que pudieran distinguirse fácilmente.” – Sofía García

Los estudiantes decidieron brindarle al proyecto un enfoque medioambientalista y es así que nace “OrganicAlipsis”.

“La historia del juego se basa en que 30 años atrás, tres científicos intentan escapar de la Tierra ya que predicen que, debido a la contaminación, la naturaleza se revelaría contra la humanidad. Para ello construyen una nave e intentan escapar, pero su nave explota dejando todas sus partes esparcidas por el mundo. En el presente, la naturaleza ya ha comenzado a atacar. Los jugadores deben intentar escapar recuperando las partes de la nave utilizada por los científicos.” – Sebastián Nápoli

 

Felicitaciones a todos los estudiantes por su gran trabajo, y a sus docentes referentes por el acompañamiento, inspiración y guía.